Introducción

Normalmente, cuando nombramos a Roma, lo primero que se nos viene a la mente son sus grandes monumentos como el foro, los anfiteatros, los teatros, las termas, los acueductos…, caracterizados por una gran espectacularidad. Esto hace que la arquitectura doméstica este más olvidada. Pero no quiere decir esto que sea menos interesante o que esté por debajo de las grandes obras arquitectónicas. No más lejos de la realidad, la historia de la casa y del hogar tiene una gran riqueza. Nos da información sobre la mayoría de la población romana, de su vida cotidiana, de sus costumbres y prácticas.

24
Reconstrucción de una domus romana. Fuente en: http://bit.ly/2grj2kl

 

Lo que más llama la atención es la Roma de los grandes personajes, donde hay un gran bienestar y riqueza. Pero debemos de tener en cuenta ambos mundos, el de una aristocracia acomodada y rica, pero también el de las clases más pobres, que viven en pequeños apartamentos y en peores condiciones, ya que hay una gran desigualdad económica. Así que, la historia de la casa romana, está relacionada con la historia socioeconómica, ya que podemos observar cuál era su grado de disponibilidad de recursos y, por tanto, cuál era su clase social. También es una historia de la cultura material, que nos da información sobre los modos de vida. Pero, por otra parte, también son importantes las fuentes literarias, como Virtruvio, el único que abordó la casa como tema concreto; algunos pasajes de Varrón; de Quintiliano; posteriormente de Isidoro de Sevilla…

 

insulas-romanas
Insula romana. Fuente en: http://bit.ly/2eS7jJk

Bibliografía:

Fernández Vega, P. A. (1999): La casa romana, editorial Akal, Madrid, pág. 11-15

Anuncios