Tugurium

Se puede denominar como tugurium o casa. Este término sirve también para designar las primeras cabañas itálicas que sobrevivieron hasta la llegada de la monarquía. Estas son construcciones de poca complejidad técnica y de pequeñas dimensiones, construidas con materiales pobres y cubiertas con ramas y paja, frente a las domus, que eran viviendas consistentes con cubierta de teja. Era común en el mundo rural, pero también se podía encontrar en el mundo urbano.

En la Galia, Aquitania, Hispania, Lusitania, en el Ponto y entre los frigios, Vitruvio atestigua este tipo de tejados, y la arqueología lo ha demostrado. Hay una presencia de núcleos urbanos de viviendas modestas con apariencia de cabañas, sin complejidad espacial. Se puede hablar de casas-bloque, carentes de patio central. Es frecuente que presente una serie de estancias a las cuales se llegan por corredores internos de comunicación o, en su defecto, la fachada presenta una serie de porches que dan lugar a estas estancias.

reconstruccion_viviendas_sur
Casa y dependencias de la zona sur de Juliobriga, España. Fuente en: http://bit.ly/2f1l0Ga

En los yacimientos donde se encuentra este patrón constructivo hay debate sobre si debe considerarse ciudad, debido a que se trata de un tipo de ocupación muy laxo, con unas técnicas constructivas precarias, y un modo de vida relacionado con las actividades artesanales y agropecuarias, en contraposición del uso del suelo urbano de los grandes núcleos romanos. Por tanto, este tipo de casa está vinculada con las clases sociales bajas compuestas por artesanos, campesinos, modestos ganaderos y pequeños comerciantes. Las vidas de estas gentes se basan en el trabajo porque lo necesitan para su subsistencia. Por esta razón la vivienda actúa como centro de trabajo, se dejaría alguna estancia como dormitorio, y el resto se dedicarían para el almacenaje, transformación, venta,… según las labores que desempeñen. Las más modestas presentaban el mínimo de estancias, por lo que en muchos casos, todas servían para todo. Cuantas más estancias encontremos significará que la asignación de roles es más precisa y que presenta unas mejores condiciones de vida y, por tanto, pertenecen a un mejor estatus social.

Hemos de destacar una descripción de Petronio de una casa que nos puede dar una imagen cercana de lo que pudo ser una casa o tugurium. Estaba caracterizada por ser una habitación única que actúa a la vez como recibidor, sala, cocina, dormitorio, despensa…Petronio nos dice lo siguiente:

 Allí no brillaba el marfil indio incrustado en oro ni el suelo que pisábamos era de radiante mármol: la tierra no se veía mixtificada por sus propios dones. Sobre un zarzo de sauce había unos manojos de paja trillada y unas vasijas de barro recién moldeadas en ágil maniobra de un torno rudimentario. Al lado, junto a unas tinajas que destilaban suaves perlas de agua, había unas cestas de flexible mimbre y un cántaro con manchones de vino.

Todo alrededor, sobre la pared –un conglomerado improvisado de paja seca y barro en abundancia- había cantidad de ganchos rústicos; de ellos colgaba una fina escoba de juncos recién cortados. También colgaban de una viga ahumada las provisiones que almacenaba la humilde choza: dulces acerolas entrelazadas en aromáticas coronas, ajedreas añejas y racimos de uvas pasas. Petr. 135,8 (trad. de L. Rubio Fernández)

[Fernández Vega, P.A. (1999): La casa romana, editorial Akal, Madrid, pág. 416, párrafo 3 y 4]

Bibliografía:

Fernández Vega, P.A. (1999): La casa romana, editorial Akal, Madrid, pág 413-417

Anuncios