Mosaicos

Al igual que vimos con la pintura, el mosaico tiene sus antecedentes en el mundo helenístico. Se introducirá en Roma por medio de mosaístas griegos, y no será hasta la época plena del Imperio, cuando pase a manos de los artistas romanos. La finalidad de éste era enriquecer y decorar lo más posible las estancias mediante presentaciones de los grandes temas de la pintura mural y de caballete, con un gran cromatismo. La técnica generalizada era la de opus tessellatum, que consistía en una serie de teselas, pequeños cubos de medio centímetro aproximadamente, que solía ser de mármol, pero también podía encontrarse de azulejo, vidrio coloreado o cerámica.
Debemos destacar cuatro tipos de mosaicos:

  • Mosaico de alfombra: tiene su esplendor durante el siglo II d.C. Se componen temas geométricos y floreados por medio de teselas marmóreas de diversos colores, tendiendo a ser de blanco y negro. Podemos observar magníficos ejemplos en Itálica, Sevilla.

    Mosaico de alfombra con motivos florales (Sevilla, excavaciones de Itálica). Fuente en: http://bit.ly/2hmI8x2
    Mosaico de alfombra con motivos florales (Sevilla, excavaciones de Itálica). Fuente en: http://bit.ly/2hmI8x2
  • Mosaico de alfombra con figuras: esta tipología combina los modelos geométricos y floreados anteriores con pequeños paneles que albergan figuras y pequeñas escenas, como el llamado Mosaico de la Loba, donde se representa la loba capitolina en un círculo central, que se encuentra en el Museo Arqueológico de Córdoba.

    Mosaico de las figuras (Córdoba, Museo Arqueológico; procedente de Alcolea del Río). Fuente en: http://bit.ly/2hmHIXJ
  • Mosaico helenístico: se dio durante los siglos II, III y IV. Se denomina así puesto que consistía en reproducir los cuadros más famosos del mundo griego cásico, postclásico y helenístico. Se trata, como dice Olagüer-Feliú, de la muestra de una fidelidad romana hacia los maestros helenos del pasado, que se observa no solo aquí sino también en las pinturas murales y de caballete.

    Mosaico de las Tres Gracias (Barcelona, Museo Arqueológico). Fuente en: http://bit.ly/2hqig46
    Mosaico de las Tres Gracias (Barcelona, Museo Arqueológico). Fuente en: http://bit.ly/2hqig46
  • Mosaico costumbrista: fue el más extendido por las provincias del Imperio, sobre todo encontrándose en las viviendas menos importantes y casas de campo. Esto no quiere decir que sean de peor calidad, sino que busca la representación de escenas de la vida cotidiana, paisajes decorativos, representaciones animalísticas lo más reales posibles, algunos temas anecdóticos, en contraposición con las tipologías anteriores, que buscaban simetría, simbolismo y una mirada al pasado griego. Por tanto, son muy frecuentes las escenas de caza y pesca. Tampoco faltan las escenas de anfiteatro con luchas de animales y cacerías, ni el paisaje, que se buscaba representar lo más realista posible.
Mosaico de los pescadores (Trípoli, Museo del Castilo; procedente de la Villa del Nilo de Leptis Magna). Fuente en: http://bit.ly/2gxArrr
Mosaico de los pescadores (Trípoli, Museo del Castilo; procedente de la Villa del Nilo de Leptis Magna). Fuente en: http://bit.ly/2gxArrr

Por último destacar los mosaicos de Piazza Armerina, al sur de Sicilia, fechados entre el 310 y el 330, encontrados en 1929, ya que se trata del conjunto de mosaicos romano más extenso e importante de los que se conservan hasta ahora, presentando una superficie de 3.500 metros cuadrados.

Bibliografía:
Olaguer-Feliú, F. (1989): La Pintura y el Mosaico Romanos, editorial vicens-vives, Barcelona, págs. 37-43

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s