Los comedores

Son lugares preparados para celebrar comidas, sobre todo cenas. Podemos encontrar por un lado comedores como tales, que están acondicionados para su función, pero por otra parte, encontramos otras salas que actuaban como comedor de manera improvisada.

Triclinium

El triclinio es la estancia que está dedicada exclusivamente a la función de comedor. Un sinónimo pudo ser cenatio. Suele mostrar tres lechos, donde se acomodan los invitados a la hora del banquete, alrededor de una mesa. La propia palabra triclinium está asociada a los tres lechos que presenta. En cambio, si son dos lechos, pasa a llamarse biclinium y, se trata de un stibadium cuando presenta un gran lecho semicircular. Estos lechos eran de madera, por lo que no se han conservado.

casaded-octavioquartio-bicliniodeverano-finaldelcanal%28euripo%29
Biclinio de la casa de çm. Octavio Quartio en Pompeya II, 2, 2. Los dos lechos flanqueaban un edículo central con una fuente que manaba de una figura de sátiro. Escenas pictóricas: Narciso mirándose en la fuente (izquierda) y Tisbe que descubre el trágico suicidio por amor de Píramo (derecha). Fuente en: http://bit.ly/2gxRCG5
Stibadium, Villa Adriana, Tívoli, Italia. Fuente en: http://bit.ly/2fQWwg9
Stibadium, Villa Adriana, Tívoli, Italia. Fuente en: http://bit.ly/2fQWwg9

En cuanto a la forma de acomodarse estos romanos sobre los lechos, Varrón nos dice que en un principio, éstos cenaban sentados, pero luego los varones comenzaron a recostarse, mientras las mujeres permanecían en sillas. Eso sí, esta información es dudosa, puesto que Plauto constata en torno al 200 a.C. que tanto varones como mujeres se recostaban. Aunque, en un momento más tardío, en los Escudos de Tarquinia, la mujer aparece sentada a los pies de su marido. Esto se puede deber a que surgieran restricciones a la mujer en algún momento, o que no se tratase de una norma generalizada. Por otra parte, en las casas de los más desfavorecidos serán usuales las sillas, ya que estos tendrán un mobiliario escaso.

Reconstrucción de un banquete en un triclinio típico basado en un mosaico de una villa romana. Fuente en: http://bit.ly/1Db2qCw
Reconstrucción de un banquete en un triclinio típico basado en un mosaico de una villa romana. Fuente en: http://bit.ly/1Db2qCw

Triclinios de verano: éstos tienen ubicaciones privilegiadas dentro de la casa, como pudo ser en los peristilos, con grandes vanos y con decoraciones pictóricas, techos de bóveda, suelos con mosaicos, a modo de espacio de representación. Claramente no todos se lo podrán permitir.

Triclinio de la casa de Neptuno y Anfítrite en Herculano V, 6-7. La casa recibe su nombre del mosaico de la pared de la derecha que cierra la perspectiva axial visible desde la calle, tras una ventana abierta al tablinum. En la pared frontal podemos observar un ninfeo, hornacinas para figuras, y mosaicos. Fuente en: http://bit.ly/1Db2qCw
Triclinio de la casa de Neptuno y Anfítrite en Herculano V, 6-7. La casa recibe su nombre del mosaico de la pared de la derecha que cierra la perspectiva axial visible desde la calle, tras una ventana abierta al tablinum. En la pared frontal podemos observar un ninfeo, hornacinas para figuras, y mosaicos. Fuente en: http://bit.ly/1Db2qCw

Triclinios de invierno: éstos contienen braseros para calentar la sala y suelen estar poco ventilado para conservar ese calor. Por lo tanto, en éstos, como dice Vitruvio, no es recomendable tanta ornamentación, puesto que se echarían a perder con los humos.

Triclinios al aire libre: éstos son señal del naturalismo de los romanos, del gusto por comer en contacto con la naturaleza. Podemos encontrar este tipo de triclinio en Pompeya, encontrándose protegidos por toldos o pérgolas.

Triclinio al aire libre de la Casa del Efebo. Pompeya. Fuente en: http://bit.ly/2fQWwg9
Triclinio al aire libre de la Casa del Efebo. Pompeya. Fuente en: http://bit.ly/2fQWwg9

Otros lugares

Como hemos dicho al comienzo, no solamente los triclinium acogen la función de comedor. El propio atrio fue un lugar donde comer. El tablinum también pudo tener esta función. Varrón lo llega a comparar con un triclinio de verano o, incluso, lo llega a denominar cenaculum.

Las fuentes también hablan de cenationes columnadas, evocando a los oecus, que como recordamos, presentaban columnas. Otras veces eran las exedrae las que se convertían en cenationes. Por lo tanto podemos encontrar una gran diversidad de estancias donde se podían celebrar banquetes.

Bibliografía:

Fernández Vega, P.A. (1999): La casa romana, editorial Akal, Madrid, págs. 249-257

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s