Espera y tránsito: el atrio

Una vez que hemos pasado el vestíbulo y la puerta de acceso, un corredor conecta con el atrio, denominándose fauces. Se trata de un paso estrecho que comunica la calle con el atrio, el corazón de la vivienda. Los atrios constituyen espacios privados, pero cuyo uso es de carácter público, puesto que es una zona de tránsito y espera, sobre todo en la salutatio, pero también podían tener lugar importantes reuniones políticas o representaciones teatrales o musicales.

Fauces. Fuente en: http://bit.ly/2fQaz4Z
Fauces. Fuente en: http://bit.ly/2fQaz4Z

El origen del atrio según autores como Varrón, Festo y Servio, es etrusco, denominándose así por una ciudad etrusca, Atria. Aunque se suele aceptar que el la palabra atrium, proviene de ater, oscuro, y una de las funciones que tenía era la de la salida de humos, por lo que podría estar ennegrecido. Lo cierto es que sus orígenes no están claros. No obstante, hay que tener en cuenta que en muchas casas no es tan fácil abrir ventanas, ya que muchas veces cuentan con casas o tabernae adosadas, por lo que necesitaban otro sistema de iluminación. Además, tenían la función de captación de agua, de aireación, e incluso, pudo servir para eliminar los humos, en un principio. Y, se hizo todo ello en un lugar central de la casa, eso sí, dependiendo del tipo de atrio del que se tratase.

Un atrio se caracteriza por ser un espacio interno de la casa abierto, como un patio. Es una especie de plaza en pequeño donde se articula el tránsito interno de la vivienda. Pero hay una gran variedad, destacando los siguientes:

Atrio toscano: tiene el característico sistema de impluvio y compluvio, usado tanto para la entrada de luz, como para almacenamiento de agua de lluvia. Vitruvio explica la disposición de las vigas para poder conseguir que las cuatro vertientes del tejado se inclinen hacia el interior.

atrio-toscano-de-la-casa-samnitica-en-herculano-v-1-posee-una-segunda-planta-a-modo-de-logia-con-semicilumnas-jonicas-4d
Atrio toscano de la casa Samnítica en Herculano V, 1. Se observa el compluvio y el impluvio. Fuente en: http://bit.ly/2g4ncNx

Atrio testudinado: Éste a diferencia del explicado anteriormente, que suele considerarse como el más común, no estaba descubierto. El techo se observaba plano y estaba cubierto por una techumbre a cuatro vertientes. Se podía identificar solamente por su posición central de la vivienda. En cuanto a su tamaño solía ser reducido, por razones lógicas, ya que su iluminación debe de llegar de las habitaciones más próximas además de la entrada. Podemos decir que este tipo de atrio se podía ver, sobre todo, en pequeñas casas.

Atrio columnado: el atrio toscano sufrió una transformación hacia uno columnado. Se añadieron columnas para poder aliviar la presión de las paredes, y poder ampliar los pórticos. Su coste era más elevado, por lo tanto, solía ser propio de la nobleza, dándole una mayor elegancia. No es solamente un lujo, sino que se trata de un refuerzo. Aunque también tiene un carácter suntuario, hay un afán por destacar y mostrar el poderío económico. Podemos encontrar atrios tetrástilos (con cuatro columnas) y corintios. Esto suele recordar a la cultura griega, provocando un debate acerca de si es una aportación griega o si forma parte de la tradición romana. Lo cierto es que se suele hablar de una helenización de la arquitectura doméstica. No más lejos de la realidad, el atrio es de tradición romana y puede que etrusca, lo único que puede recordarnos a las formas helenísticas es el orden de las columnas.

Atrio tetrástilo en la Villa de los Misterios de Pompeya. Fuente en: http://bit.ly/2fSFPC4
Atrio tetrástilo en la Villa de los Misterios de Pompeya. Fuente en: http://bit.ly/2fSFPC4

Atrio displuviado: su función, opuesta al toscano, es la de desaguar hacia el exterior el agua de lluvia. Por tanto, las vertientes del tejado, en vez de inclinarse hacia el interior, se levantan, ganando una forma troncopiramidal. Pero, el compluvio sigue existiendo, ya no con el objetivo de acumular agua, sino de ganar iluminación, como lucernario.

Por otra parte, debemos destacar las dos funciones que tenía. Por un lado, tenía una función de espera, era un punto de confluencia que servía como lugar de espera de los clientes que han podido acceder a la casa para llevar a cabo la salutatio. Hay muchos testimonios donde se refleja el aburrimiento de estos a la espera del patrono. Por otro lado, tiene una función publicitaria. Como ocurría en el vestíbulo, al ser un lugar de paso y de espera, presenta elementos publicitarios como lo son las pinturas murales, los mosaicos, las propias columnas, el estanque… Otro elemento que podemos encontrar son las estatuas, aunque era más propio de los peristilos.

Atrio toscano de la Domus di Marco Lucrezio Frontone. Presenta pinturas murales y una mesa de marmol con pies en forma de garra de león. Fuente en: http://bit.ly/2fNPsSf
Atrio toscano de la Domus di Marco Lucrezio Frontone. Presenta pinturas murales y una mesa de marmol con pies en forma de garra de león. Fuente en: http://bit.ly/2fNPsSf

En Pompeya, las estatuas representaban sobre todo a Lares o a los antepasados. Pero, además, podemos encontrar también una serie de elementos tradicionales, como el puteal, un brocal de pozo de forma cilíndrica, por donde se extraía el agua recogida en el impluvio; el cartibulum, una mesa que suele ser de mármol; la uela, una especie de toldo que servía para dar sombra y aislar de las corrientes; el lararium, una pequeña capilla dedicada a los dioses familiares (Lares) que protegían la casa; imágenes de ancestros (imagines), que suelen estar ubicadas en las alae, ubicadas en los laterales del atrio, pero que no necesariamente se trata de un espacio arquitectónico aparte; árboles genealógicos, con los que muchas veces se intenta buscar lazos de sangre con antepasados nobles, muchas veces inexistentes; y, por último, los stemma, que no recostruye toda la genealogía, sino que se trata de unos retratos de los miembros de la familia con méritos memorables.

Lararium. Fuente en: http://bit.ly/2fZcQfU
Lararium. Fuente en: http://bit.ly/2fZcQfU
Atrio toscano de la Casa del Fauno. Presenta una estatua del Fauno, que le da nombre a la casa. Fuente en: http://bit.ly/2gaLLJt
Atrio toscano de la Casa del Fauno. Presenta una estatua del Fauno, que le da nombre a la casa. Fuente en: http://bit.ly/2gaLLJt

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Atrio toscano de la Casa del Poeta Trágico. Presenta el brocal de pozo. Fuente en: http://bit.ly/2eTHDYX
Atrio toscano de la Casa del Poeta Trágico. Presenta el puteal, un brocal de pozo. Fuente en: http://bit.ly/2eTHDYX

 

Bibliografía:

Fernández Vega, P.A. (1999): La casa romana, editorial Akal, Madrid, págs. 105-128

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s